Entrevista a Søren Sveistrup, autor de El caso Hartung

Roca Editorial -

Søren Sveistrup, el reconocido creador de Forbrydelsen/The Killing, nos recibió en Dinamarca para hablar de su debut literario: la novela El caso Hartung. Aquí tenéis todo lo que nos ha contado para animaros a leer:

¿Dónde y cuándo nació la novela? ¿De dónde viene la idea?
La idea surge de que un día que fui a recoger a mi hijo pequeño a la guardería. Era otoño y todos los niños estaban sentados alrededor de una mesa y montaban un muñeco de castañas, algo que se hace durante el otoño en Dinamarca. Es un juego para niños, que combina castañas con fósforos para crear muñequitos. Y este día cantaban una pequeña canción para dar la bienvenida al otoño que decía algo así como «hombre de castañas, entra». Para mí fue un poco escalofriante, porque niños inocentes invitaban a una bestia de la naturaleza al interior... no sonaba bien. Y miré a los hombres de castañas sin manos y sin pies —de hecho se ven como amputados—, y pensé que puestos en la escena de un crimen serían una firma horrible. Empezó simplemente recogiendo a mi hijo en la guardería, así es cómo sucedió, cómo funcionó mi mente ese día. Y empecé a trabajar en una historia sobre un fenómeno extraño y muy aterrador: el hombre de castañas.

¿Qué ingredientes encontrará el lector?
Creo que el lector lo encontrará similar a The Killing en algunos aspectos. Tiene una estructura de múltiples capas, es una historia que parte de un hecho trivial pero luego se complica. Hay dos detectives que están tratando de resolver lo que parece un caso fácil. Se trata de un asesinato en los suburbios. Tienen que examinar un cuerpo y no parece complicado de resolver pero luego los forenses descubren un hombre de castañas muy cerca del cadáver, y cuando lo examinan se dan cuenta de que tiene una huella dactilar que pertenece a la hija de una política danesa que está en el Parlamento. Y el problema es que la niña, la hija, desaparecida un año atrás, se había dado por muerta y el caso estaba cerrado. Y ahora los detectives están tratando de descubrir si hay una conexión entre el asesinato en los suburbios y esta huella dactilar. Así que la novela habla de los dos detectives, de la familia de la política y también de las vidas de diferentes familias y personajes que son importantes para la historia y para un hecho del pasado, que se remonta a treinta años atrás.

¿Qué elementos reconocerán los lectores de tu trabajo anterior? 
Creo que los lectores sentirán un parentesco con The Killing, porque soy yo quien escribe las dos cosas. Y supongo que hay algunas cuestiones que persigo cada vez que escribo algo. Por supuesto, me gustan los detectives que se obsesionan con sus casos y también me despierta sentimientos muy intensos imaginar familias que sufren. Además, soy muy aficionado al suspense y el whodunnit, es algo que me fascina mucho. De adolescente empecé a leer Agatha Christie y luego Arthur Conan Doyle. Es algo que me gusta mucho. Me gusta la sensación de removerme en el borde de la silla. Supongo que es así en ocasiones con The Killing y creo que El caso Hartung tiene esta misma cosa.



¿Cómo fue la experiencia de escribir una novela, siendo guionista? ¿Lo disfrutaste?
Por lo general, como guionista, escribo como parte de un equipo junto con los actores, los colaboradores y directores. Y me siento muy bien siendo parte de este equipo, porque a veces uno no tiene ganas de resolver todos los problemas. Por otro lado, cuando comencé a escribir el libro, lo hice porque sentía la necesidad de un reto, de hacer algo solo. Además, a veces tienes que pedir a los productores si hay presupuesto para hacer una persecución en coche o si los personajes principales pueden hacer un viaje a París o Ámsterdam, o algo así. Todo se reduce al presupuesto. Y cuando estás escribiendo un libro, puedes decidir por ti mismo. Es terriblemente solitario, pero también te da una gran libertad. Así que supongo que me gustan las dos cosas: ser parte de un equipo y también escribir solo.

¿Te sientes cómodo con la etiqueta nordic noir?
Sí, me siento cómodo. Supongo que tenemos similitudes dentro de los países nórdicos, por lo que está bien que me representen como parte de ese grupo. No es algo en lo que piense mucho, en realidad. Veo y leo más escritores, series de televisión o películas estadounidenses o del Reino Unido que nórdicos. Pero no me parece extraño que se me describa como parte del nordic noir. Solo son etiquetas.

Es difícil no leer la novela de un tirón, dejarla de lado una vez has empezado. ¿Cómo se consigue este efecto de lectura compulsiva?
Me hace mucha ilusión esta pregunta, porque realmente quería escribir un libro que no se pudiese soltar. A veces, cuando estoy leyendo, si encuentro una historia de crimen muy emocionante y de repente leo treinta o cincuenta páginas que no lo son, me decepciono un poco. Así que esta vez, siguiendo lo que a mí me gusta, intenté escribir algo que fuera imposible dejar de leer, que tuvieras que leer durante horas. Es algo que intenté hacer deliberadamente, así que me alegra que penséis así.

Realmente hemos disfrutado del equipo de «Thulin y Hess». ¿Habrá más casos para ellos?
Ahora mismo estoy investigando para un nuevo caso para ellos. Lleva tiempo, porque creo que la investigación es muy importante, pero sí, planeo hacer un nuevo libro sobre ellos.

¿Veremos El caso Hartung en la pantalla (grande o pequeña)?
Ha habido mucho interés en hacer una adaptación de El caso Hartung para la televisión o para una película, así que creo que algún día se hará. He dicho que no lo escribiré yo mismo porque creo que sería bueno, ahora que he escrito el libro, entregar mi criatura a otra persona que pueda hacer experimentos con él y hacerlo florecer aún más.

Descubre nuevas lecturas con el buscador emocional

Descubre