La isla y otros experimentos peligrosos

Roca Editorial -

«La prueba de estrés durará cuarenta y ocho horas. Esta noche usted, Anna, será "asesinada". —Hizo la señal de las comillas con los dedos—. Katia la anestesiará y le dará un relajante muscular para que no tenga movimientos reflejos. [...] Luego vendrá el proceso cuidadoso de observación y evaluación, y cuando se acabe el tiempo iremos a la isla y recogeremos a los candidatos y a vosotras dos. Los candidatos sabrán lo ocurrido en el barco de camino a casa y nuestro equipo se ocupará de ellos. Usted, Anna, nos entregará el informe general y nos recomendará a su ganador. ¿Alguna pregunta?»

Estas son las condiciones iniciales para reclutar a un nuevo miembro del grupo RAN, una sección de los servicios de inteligencia suecos en el mundo distópico creado por Åsa Avdic en La isla. La prueba es tan peligrosa y arriesgada como parece, y puede recordar a otros experimentos de riesgo contados en libros, películas e, incluso, en el teatro. Este es el caso de El método que conocimos primero en la versión teatral de Jordi Galcerán y que luego Marcelo Piñeyro llevó al cine. Como en La isla, El método pone a siete candidatos al límite, movidos por la ambición y, sobre todo, la desconfianza. 

Para pruebas psicológicas extremas, el capítulo Playtest de la serie Black Mirror en el que un hombre se somete a un test terrorífico para comprobar cómo de real es un videojuego y poner a prueba los límites del terror humano. 

En La isla también se mide el miedo de los candidatos y sus reacciones, con el añadido que se trata de un proyecto gubernamental. En este sentido, otra prueba espeluznante promovida también por un gobierno en un entorno futurista es Battle Royal, la película de Kinji Fukasaku basada en la novela de Batoru Rowaiaru en la que un grupo de estudiantes es enviado a una isla en la que son obligados a luchar entre ellos por su propia supervivencia. La misma fórmula se repitió con mucho éxito después con Los juegos del hambre.

Otra película que aborda los experimentos extremos en el seno de los servicios públicos, en este caso del FBI, es Cazadores de mentes de Renny Harlin. Aquí la prueba consiste en saber quién es el asesino que está matando a la gente de la isla. Una lucha basada en el miedo y en la amenaza, igual como en La niebla La cúpula de Stephen King.

Sin embargo, entre los referentes de La isla también hay lugar para la realidad. Das experiment se basa en un caso real. En el año 71, un grupo de psicólogos liderado por Philip Zimbardo puso en marcha el experimento de la cárcel de Stanford para estudiar cómo funcionan las personas en aislamiento. Veinte voluntarios entraron en la cárcel y fueron divididos en dos grupos: prisioneros y carceleros. El resultado fue dantesco.

Aislamiento, presión, miedo y supervivencia son también ingredientes fundamentales de La isla de Åsa Avdic, un thriller trepidante que ya está en librerías y que os invitamos a empezar a leer aquí.

¡Feliz lectura!

Descubre nuevas lecturas con el buscador emocional

Descubre