La paloma de Ravensbrück vuela en París y llega a las librerías

Roca Editorial -

Militante antifranquista, superviviente del campo de concentración de Ravensbrück, y luchadora infatigable por las libertades, Neus Català murió el pasado mes de abril a los 103 años y ahora París quiere recordarla para siempre con un paseo que lleva su nombre. Se trata de una pequeña rambla en el boulevard de Charonne, entre los distritos XI y XX, muy cerca del cementerio Père-Lachaise, el más visitado de la ciudad. Entre los asistentes al homenaje en la capital francesa estuvo Carme Martí, autora de La paloma de Ravensbrück, el libro que narra la vida de Neus Català y que hemos recuperado a modo de homenaje, pero también estuvieron sus hijos, Margarita y Ludi, que, además, recogieron a título póstumo la medalla Grand Vermeil, la más alta condecoración de la ciudad, en reconocimiento a la lucha de Neus Català contra el fascismo y por la memoria histórica. De ellos tres son estas fotos del homenaje:

La paloma de Ravensbrck vuela en Pars y en las libreras

La paloma de Ravensbrck vuela en Pars y en las libreras

La paloma de Ravensbrck vuela en Pars y en las libreras

Neus Català nació en Els Guiamets, un pequeño pueblo del Priorat catalán en el que, siendo todavía una adolescente, encabezó una protesta contra la diferencia salarial entre hombres y mujeres. Militante antifranquista, en 1939 ayudó a evacuar a 182 huérfanos de la colonia Negrín de Premià de Dalt de la que era jefa sanitaria, huyó a Francia y se unió a la Resistencia. Poco después fue detenida, y en 1944 fue deportada al campo de concentración de Ravensbrück (Alemania) donde las mujeres eran torturadas, gaseadas y quemadas. Català sobrevivió al horror y más tarde fue trasladada a Holleischein (Checoslovaquia), donde ella y otras mujeres boicotearon la fabricación de armas, hasta que fueron liberadas en mayo de 1945. Ya libre, Neus Català se vistió de nuevo con el uniforme de los campos para hacerse esta foto que se ha convertido en un icono de la memoria histórica de las represaliadas españolas: 

«Me coloqué ante la cámara pensando en mi gente, en las mujeres amigas, en las conocidas y las desconocidas, en las que salieron medio muertas del tren que nos llevó a Ravensbrück y a las que nos volví a ver (…). Me puse allí, con todo aquello sobre los hombros, consciente de que me debía a la memoria de los que habían muerto.»


Carme Martí noveló la vida de Neus Català narrada por ella misma en Cenizas en el cielo (2012), y ahora, en homenaje, la recuperamos como La paloma de Ravensbrück. El título proviene del maravilloso artículo que Jacinto Antón dedicó a Català en El País cuando murió el pasado abril. La nueva edición contiene una nota de la autora en la que Carme Martí cuenta la importancia de Català para la conservación de la memoria histórica, pero el libro no solo recoge su biografía. En sus páginas están también representadas las voces de cientos de miles de españoles cuyas historias han sido silenciadas durante demasiado tiempo.

Sin duda, una vida excepcional convertida en un relato imprescindible. En la ficha del libro encontrarás las opiniones de los que ya lo han leído y disfrutado. Y tú puedes empezarlo ahora mismo a través de este enlace. La paloma de Ravensbrück está ya en librerías y plataformas de libros electrónicos.

Como siempre, ¡feliz lectura!

Descubre nuevas lecturas con el buscador emocional

Descubre