Charla con Christina Dalcher

Roca Editorial -

«Me encojo de hombros. A los seis años, Sonia debería tener un ejército de diez mil lexemas, tropas individuales que se reúnen, se colocan en formación y obedecen las órdenes que emite su pequeño cerebro, todavía adaptable. "Debería" tener, si las tres habilidades básicas (lectura, escritura, números) no se hubieran reducido ahora a una: simple aritmética. Después de todo, un día mi hija tendrá que comprar y llevar una casa, ser una esposa devota y fiel. Para eso hacen falta las matemáticas, pero no la ortografía. Ni la literatura. Ni la voz.»


Tan inquietante como parece. Así es Voz de Christina Dalcher. Como ya os contamos en este otro post, hace unas semanas que pusimos el cronómetro en marcha para la publicación de la novela en España en febrero de 2019. Ahora, a dos meses del lanzamiento, hemos pasado unos días fantásticos en Madrid con la autora y hemos aprovechado para hablar con ella del mensaje de la novela. Aquí van sus respuestas, pero antes, el saludo que quiso mandar a sus futuros lectores en español.

Es innegable que, en Voz, el lenguaje tiene un papel primordial. ¿Por qué elegiste el control del habla como método de sometimiento a las mujeres? ¿Y por qué crees que esa idea resulta tan perturbadora?
Si pensamos en el lenguaje como la única facultad que tenemos los seres humanos que nos diferencia del resto del reino animal, entonces vemos lo importante y crucial que es para la humanidad. El lenguaje no es solamente una herramienta que utilizamos para comunicarnos entre nosotros, también es la manera que tenemos de razonar, de planear, soñar, pensar... y si nos quitan eso, nos reducen a otro primate más en el reino animal. Nos quita la humanidad. Y creo que eso es lo que hace tan perturbadora esta idea subyacente de mi libro. 

¿Cómo han influido en tu forma de escribir tus conocimientos como lingüista?
Creo que ser lingüista ha influido en mi escritura de diferentes maneras. Por un lado, para mí es interesante, y quizás más fácil, introducir elementos de la lingüística o del lenguaje en mis novelas o relatos cortos. Pero, además, mi formación, no solo como lingüista, sino también como profesora, me enseñó a ser muy meticulosa con las palabras. Me enseñó a ser muy clara, muy concreta, específica... y a transmitir una idea sin ensuciarla demasiado. 

¿Detrás de la trama de Voz hay alguna crítica a la situación política actual en Estados Unidos, por ejemplo?
Sí, es una manera de interpretarlo, aunque me gusta pensar en esa crítica que está en mi libro como de una naturaleza un poco más general. Es decir, el enemigo podría parecer algo concreto cuando lees el libro, pero hay otra forma de verlo, y es que el enemigo es cualquier tipo de extremismo y cualquier tipo de facción con una serie de creencias que aglutina suficiente poder para empezar a controlar a otras personas. Ese es el miedo real que yo tengo.

Una de las cosas que resulta más inquietante de la trama es darte cuenta de que se trata de una distopía no tan imposible. ¿Deberíamos pelear más por nuestros derechos?
Creo que siempre deberíamos pelear por nuestros derechos. Es demasiado fácil darlos por hecho y esperar que mañana nos vamos a despertar y el mundo va a ser exactamente igual que en el que vivimos hoy. Así que sí, creo que nunca terminamos de hacer esta tarea de luchar por nuestras creencias, de utilizar nuestra voz e intentar controlar nuestro destino.

Se compara Voz con El cuento de la criada o El Poder (de Naomi Alderman), ¿han sido tus influencias a la hora de escribir? ¿O cuáles han sido?
Pienso que, como cualquier otro escritor o escritora, he sido influenciada por muchas cosas que he visto, he leído y escuchado. No había leído El poder antes de escribir Voz, pero sí que leí El cuento de la criada cuando se publicó en los años 80, pero también he leído otras cosas. He leído 1984 de George Orwell, Farenheit 451 Un mundo feliz. También pensé bastante en una novela llamada Las mujeres de Stepford que leí en mi juventud. O sea que sí, hay una serie de influencias en mí, pero no podría decir que una sea más importante que otra.

Como siempre, esperamos que conocer mejor a la autora y el mensaje de la novela os anime a la leerla. De momento, seguimos con la cuenta atrás, esperando que llegue el 7 de febrero para que todos tengáis ya Voz en vuestras manos. Mientras, atentos tanto en Twitter como en Instagram a las etiquetas #VOZLibro y #100Palabras porque poco a poco os iremos contando más. Pronto también se abrirá la preventa para que podáis reservar la novela y ser los primeros en disfrutarla. Hasta entonces... ¡Que nadie os quite la voz! ✊

Descubre nuevas lecturas con el buscador emocional

Descubre