Entrevista a Miriam Persand, autora de Internet sublime

Sapristi -

Hablamos con Miriam Persand, autora de Internet sublime, su debut con Sapristi y un viaje interior -y un poco exterior también- al mundo de la conspiranoia definitiva, la distopía que vivimos a diario en este planeta saturado de estímulos, redes a-sociales y mundos paralelos que hacen palidecer al mundo supuestamente real en el que nos movemos. ¿Te atreves a entrar en la dark web de tu propio cerebro? Aquí Miriam nos da algunas claves.

Entrevista a Miriam Persand autora de Internet sublime

¿De dónde sale esta historia? ¿Durante cuánto tiempo se está desarrollando en tu cabeza?

Esta historia llevaba fácil 5 o 6 años en mi cabeza hasta que me puse a ello seriamente, desde luego se ha cocinado a fuego lento. Nace de muchas inquietudes e influencias diferentes, de música, películas, cómics, sueños y vivencias. 

La protagonista: cuéntanos cosas de ella. ¡Queremos saber más! ¿Origen? ¿Por qué elegiste un cocodrilo?

Suelo representar a los personajes de mis historias con cabezas de animal dependiendo de las sensaciones y pensamientos que tienen. La protagonista está dominada por su "cerebro reptiliano", por ese pequeño trozo de nuestro cerebro que se ocupa de la respuesta de pelea o huída. Vive en una ansiedad e incertidumbre constante, de ahí que sea un cocodrilo.

El camino de Cocodrilo hasta llegar a la isla es como de videojuego o de Matrix. ¿Cómo te lo planteaste?

Quería construir una narración frenética pero a al vez que tuviera momentos de pausa, de contemplación. Originalmente iban a ser varias historias sin mucha conexión entre ellas, pero al final la idea de una especia de "viaje del héroe" sin comienzo ni final me parecía que narrativamente podía ser más rica. El personaje va creciendo y reflexionando a lo largo de la obra, y al final podemos decidir qué sacar de ellos.

La narrativa está muy bien desarrollada y no era fácil con un tema tan actual. ¿Cómo lo trabajaste? ¿Qué novelas o cómics o pelis o sueños te inspiraron?

Me encanta la ciencia ficción, los videojuegos y los cómics, y me gusta meter guiños para quien lo haya visto pueda sentirse identificado, pero que quien no lo haya visto tampoco se sienta fuera de lugar. Por nombrar algunas de ellas: las películas Soylent Green, Repo Man, videojuegos como la saga Fallout, Beneath the Steel Sky o Monkey Island. Los cómics de Ana Galvañ, Oliver Schrauwen o George Wylesol. La obra de Aldous Huxley, en especial La Isla y Las puertas de la percepción. Y, por supuesto, he caído en rabbit holes de Youtube viendo vídeos de gente haciendo unboxing de pedidos de la dark web. Y durante el desarrollo de esta obra he escuchado mucho en bucle La leyenda del tiempo de Camarón.

Reflexiones sobre el presente: conecta con el zeitgeist. ¿Era tu idea inicial? Porque hay varios mensajes ahí muy actuales y muy en boga. 

Con la distopía en la que en cierta forma vivimos, algunas subtramas se escribían solas prácticamente. Tanta conspiranoia en las noticias con QAnon, los antivacunas, terraplanistas, etc. ¿Qué es real para la gente y qué no lo es? Es imposible seguirle el ritmo a la realidad, a las noticias. Y esa es parte de la ansiedad que tiene la protagonista. No es solo que su vida no tenga rumbo, sino que la realidad está desbocada.

Gráficamente es apabullante. ¿Qué idea tenías para llegar a lo que has llegado?

Creo que haber estudiado diseño gráfico me ha ayudado mucho a tener presente por ejemplo la teoría del color, así como composiciones que sean resultonas. Trabajar en digital también me ha permitido trabajar con herramientas que van acorde con lo que quería transmitir. 

Descubre nuevas lecturas con el buscador emocional

Descubre